SOBRE EL AUTOR:
 
Antonio Morales Méndez nació en Agüimes en 1956. Terminados sus estudios de bachillerato en su Villa natal (primero con los Hnos. de La Salle y posteriormente en el IES “Joaquín Artiles”), se licenció en Geografía e Historia y se especializó en Historia del Arte en la Universidad de la Laguna. Economista de Honor del Colegio de Economistas de Las Palmas por sus realizaciones y proyectos en defensa de un desarrollo sostenible.

Presidente del Cabildo de Gran Canaria en la actualidad, entre 1987 y 2015 fue alcalde de Agüimes por la independiente Agrupación de Electores Roque Aguayro. Fue presidente fundador de la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria. Durante su trayectoria política y de representación institucional, tanto en el ámbito local como en el de la Mancomunidad de municipios a la que pertenece desde 1990, su labor y la de su equipo se han visto reconocidas con diversos premios y distinciones por parte de organismos nacionales e internacionales (FEMP, ONU, Gobierno canario, etc). En los últimos años se ha significado especialmente en la defensa de la implantación de las renovables en Canarias y forma parte de la Plataforma Por Un Nuevo Modelo Energético de Gran Canaria.

También es patrono de la Fundación Renovables, conformada por personas de distintos ámbitos, desde empresas, asociaciones, sindicatos a centros de investigación, organizaciones ecologistas, formaciones políticas, etc., del conjunto del Estado, con un objetivo común: la defensa de un modelo energético basado en fuentes limpias, autóctonas, inagotables y disponibles a coste cero, que ofrece la naturaleza.

Ha publicado cinco libros (“Reflexiones Compartidas”, “Nos Faltan Luces. Reflexiones sobre un nuevo modelo energético”, “Tiempos difíciles. Apuntes para repensar la democracia”, “Energía, Poder y Clima" y "Los caminos de una isla que se llama Gran Canaria") y numerosos artículos en distintos medios de comunicación y revistas especializadas.

 

      

LA APUESTA POR EL SECTOR AUDIOVISUAL
Escrito por Antonio Morales Méndez   
Lunes, 21 de Enero de 2019

Para empezar este artículo me viene muy bien el estribillo de la canción “Cine, Cine”, de Luis Eduardo Aute: “Cine, cine, cine/más cine, por favor/ que todo en la vida es cine/ y los sueños,/cine son/”. Desde el inicio de este mandato, el grupo de gobierno del Cabildo de Gran Canaria decidió dar un giro copernicano a la política audiovisual y, más concretamente, al papel jugado hasta ese momento por la Gran Canaria Film Commission. Aunque desde el principio había estado encuadrada dentro del Patronato de Turismo, con el fin de promocionar la isla como plató natural, a partir de nuestra llegada en 2015 se tomó la decisión de trasladarla a la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria, ya que considerábamos más adecuado que, al calor de los incentivos fiscales, del talento existente y de la variedad de localizaciones con las que cuenta nuestra isla, sería una oportunidad para consolidar nuestro incipiente sector audiovisual. Entendimos desde el primer momento que así contribuiríamos a la diversificación económica de Gran Canaria afianzando una industria que casi no consume territorio ni grandes recursos energéticos y fortaleciendo un sector sostenible que encaja en nuestro modelo de “ecoisla”. Asimismo, su impacto económico afectaría a otros sectores como el de la restauración, el transporte, la hostelería, etc.

Posteriormente, toda esta política audiovisual del Cabildo se ha visto reforzada con la apuesta que ha hecho el sector de la animación, con la presencia de las productoras Anima Kitchen y Birdland, entre otras, por Gran Canaria. Ello ha supuesto la creación de empleo y riqueza en la isla, además de una oportunidad para que nuestro talento haya podido adquirir experiencia dentro de producciones con proyección internacional. En esta línea, en el mes de mayo se celebró Cartoon Business, un evento internacional de referencia en el sector de la animación que tuvo lugar por primera vez en nuestra isla y que permitió a sus 130 inscritos conocer las posibilidades que hacen que sea muy atractiva para dicho sector. También las consejerías de Cultura y de Desarrollo Económico impulsaron el año pasado las primeras ayudas específicas para el sector audiovisual de Gran Canaria por un montante total de 140.000 € que se verán aumentadas hasta 250.000€ en 2019.

Desde la Sociedad de Promoción de Gran Canaria se ha potenciado esta estrategia a través de multitud de acciones formativas impartidas por profesionales experimentados entre las que hay que destacar las dos ediciones de Animación 3D y Animación 2D en colaboración con la Fundación Mapfre Guanarteme. Por otro lado, también hemos colaborado desde la SPEGC y otras áreas del Cabildo con eventos como el Festival de Cine de Las Palmas de G C, Animayo o Cine + Food, el Festival de Gáldar o San Rafael en Corto.

El balance de las producciones audiovisuales realizadas en Gran Canaria durante el periodo 2016-2018 muestra claramente que la apuesta que se ha hecho desde el Cabildo de Gran Canaria por el sector ha dado sus frutos y, lo que es más importante, se han puesto los cimientos para consolidarlo en el futuro. La actividad promocional y de apoyo al sector realizada bajo la marca Gran Canaria Film Commission, dependiente de la SPEGC, ha dado sin lugar a dudas resultados y tendencias positivos, a pesar de las incertidumbres que se han producido en ciertos momentos con los incentivos fiscales.

En 2016 se desarrollaron en Gran Canaria 12 producciones, 11 en 2017 y 17 en 2018. Por lo tanto, el salto cualitativo que se produjo el año pasado fue muy significativo. En todo caso a pesar de que en 2017 tuvimos una producción menos, el número de días de rodaje ha ido creciendo año tras año. En definitiva, si tomamos como referencia los datos desde el año 2016 hasta el 2018, en Gran Canaria se han realizado 40 producciones audiovisuales, que son un buen indicador del trabajo realizado.

Es importante para evaluar el impacto de las producciones audiovisuales es determinar el cómputo de días de rodaje. En el año 2016 se contabilizaron 216 días de rodaje, 469 en 2017 y 730 en 2018. Esto significa que prácticamente hemos estado duplicando el número de horas de rodaje cada año. Por lo tanto, la progresión en horas de rodaje es un indicador de la atracción de empresas que está permitiendo la consolidación del sector audiovisual en la isla.

Actrices y actores como Emma Roberts, Jean Reno, Adriana Ugarte, Álvaro Morte o Dani Rovira participaron durante 2018 en los rodajes. Y las imágenes rodadas en Gran Canaria podrán contemplarse en festivales tan prestigiosos como el de Sundance. Concretamente, el pasado año se produjeron seis largometrajes nacionales o coproducciones nacionales, una serie completa de ficción de televisión y ocho programas de televisión. Cabe destacar el rodaje íntegro de la serie “La Sala” con Francesc Garrido y Goya Toledo como protagonistas, con gran participación de profesionales grancanarios en esta producción.

En 2016 el impacto económico fue de 21.958.000 euros (Allied, Titan, Últimos de Filipinas) y en 2017 de 8.910.988 (por la incertidumbre de los incentivos). El impacto estimado de inversión directa en el año 2018 ha sido de, aproximadamente, 15.863.300 euros que se han traducido en gastos de muchos profesionales y de servicios complementarios, alojamiento, transporte, etc. En definitiva, la inversión directa durante los años 2016, 2017 y 2018 ascendió a 46. 732. 000 euros.

Uno de los factores que ha aumentado el número de horas de rodaje es la reciente instalación en Gran Canaria de productoras nacionales e internacionales de animación digital y postproducción. Mientras que los rodajes de cine tienen un gran impacto en un corto espacio de tiempo, este tipo de proyectos tienen una duración mucho más larga. Así, podemos destacar el establecimiento de 5 nuevas empresas de animación y postproducción en Gran Canaria en los últimos meses: a la productora Ánima Kitchent se le ha unido la francesa Birdland Entertainment, desde Barcelona, Minimo VFX, desde Austria Arx Anima y el reconocido compositor de BSOs, Johnny Klimek se ha establecido en la isla con el estudio de sonido Wave Productions and Films. El compositor está trabajando actualmente para varias producciones europeas y estadounidenses desde su estudio, ubicado en primera línea de Las Canteras.

Por otra parte, hay que destacar la importancia de otros sectores que llaman menos la atención, pero que generan un creciente impacto económico. Así, durante los años 2016, 2017 y 2018 se realizaron 176 producciones de publicidad y 8 videoclips que ocuparon 405 días de rodaje, con una inversión estimada de 2,8 millones de euros.

Las ventajas fiscales, las localizaciones y las facilidades que Gran Canaria ofrece a las empresas nacionales e internacionales para producir en la isla son atractivos suficientes para productoras nacionales e internacionales. Por otro lado, cada vez es mayor el número de empresas locales que prestan servicios y los profesionales locales están cada vez más especializados y cualificados. Esto supone otro aliciente para las producciones que se realizan en la isla. Películas como ‘Allied’, o la española ‘Los últimos de Filipinas’, como ejemplos, y la presencia en la Isla de actores de la talla de Brad Pitt o Uma Thurman así como la serie de animación Cleo&Cuquin son, además, claros referentes de las producciones más recientes.

Y tenemos buenas perspectivas para el 2019: a día de hoy podemos confirmar que durante este año se rodarán tres series de TV internacionales en Gran Canaria.

Para rematar esta propuesta de futuro para el sector audiovisual, hace unos días presentamos el Centro Audiovisual de Gran Canaria. Sus dos platós de grabaciones de interior y todos los servicios necesarios para producciones de cine y televisión serán únicos en el archipiélago y colocarán la isla a la vanguardia del sector audiovisual. El Centro, de unos 6.000 m2 distribuidos en dos naves diáfanas de 16 metros de altura y con superficies útiles de 1.800 m2 y 1.200 m2, respectivamente, acaba de salir a concurso por 7 millones de euros y ya se ha invertido en él casi un millón de euros para la adquisición y desmonte del terreno. En 2016 detectamos que las productoras demandaban también la posibilidad de rodar en interiores y que muchas condicionaban su presencia por este factor. Inmediatamente nos pusimos en marcha para hacerlo posible y estamos convencidos de que este espacio -un conglomerado con todos los servicios que grandes producciones de cine y televisión puedan necesitar- no solo dará respuesta a esa necesidad, sino que permitirá captar más rodajes, todos aquellos para los que es determinante contar con interiores, así como ampliar la estancia de los que hoy ya eligen Gran Canaria a pesar de no contar con platós. Lo dicho, más cine, por favor.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Copyright © 2013. Todos los derechos reservados.
 RSS