SOBRE EL AUTOR:
 
Antonio Morales Méndez nació en Agüimes en 1956. Terminados sus estudios de bachillerato en su Villa natal (primero con los Hnos. de La Salle y posteriormente en el IES “Joaquín Artiles”), se licenció en Geografía e Historia y se especializó en Historia del Arte en la Universidad de la Laguna. Economista de Honor del Colegio de Economistas de Las Palmas por sus realizaciones y proyectos en defensa de un desarrollo sostenible.

Presidente del Cabildo de Gran Canaria en la actualidad, entre 1987 y 2015 fue alcalde de Agüimes por la independiente Agrupación de Electores Roque Aguayro. Fue presidente fundador de la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria. Durante su trayectoria política y de representación institucional, tanto en el ámbito local como en el de la Mancomunidad de municipios a la que pertenece desde 1990, su labor y la de su equipo se han visto reconocidas con diversos premios y distinciones por parte de organismos nacionales e internacionales (FEMP, ONU, Gobierno canario, etc). En los últimos años se ha significado especialmente en la defensa de la implantación de las renovables en Canarias y forma parte de la Plataforma Por Un Nuevo Modelo Energético de Gran Canaria.

También es patrono de la Fundación Renovables, conformada por personas de distintos ámbitos, desde empresas, asociaciones, sindicatos a centros de investigación, organizaciones ecologistas, formaciones políticas, etc., del conjunto del Estado, con un objetivo común: la defensa de un modelo energético basado en fuentes limpias, autóctonas, inagotables y disponibles a coste cero, que ofrece la naturaleza.

Ha publicado cuatro libros (“Reflexiones Compartidas”, “Nos Faltan Luces. Reflexiones sobre un nuevo modelo energético”, “Tiempos difíciles. Apuntes para repensar la democracia” y “Energía, Poder y Clima") y numerosos artículos en distintos medios de comunicación y revistas especializadas.

 

      

LA HISTORIA NOS PERMITE CONCEBIR SUEÑOS
Escrito por Antonio Morales Méndez   
Lunes, 13 de Marzo de 2017

Esta semana se ha celebrado en Gran Canaria el Consejo Nacional de Patrimonio Histórico de España. En su orden del día estaba previsto que se tratara la propuesta del estado español de incluir a la candidatura de Risco Caído y los espacios sagrados de montaña de nuestra isla para su designación como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y se trató. Y se consiguió. Y se abren ahora enormes posibilidades para conseguir su declaración definitiva en 2019. Nos sentimos profundamente satisfechos. Y agradecidos por el esfuerzo y el trabajo de todos los que han batallado para hacerlo posible: Gobierno central, canario, municipios, equipos técnicos, colectivos ciudadanos y todos los grupos políticos.

Vivimos en una isla singular que atrae por su situación geográfica, por su biodiversidad, por sus condiciones naturales, por su vanguardismo y cada vez más, por su riqueza patrimonial. Tenemos la suerte de nutrirnos de tres fuentes que impregnan la cultura y la identidad grancanarias: las raíces norteafricanas presentes en nuestros primeros pobladores, que han conformado una parte importante de nuestra cultura; la vinculación europea tras la llegada de distintos pueblos a lo largo de los últimos 500 años; y la influencia latinoamericana, nacida de la emigración de tantos canarios y canarias y afianzada por la que es nuestra puerta atlántica: el Puerto de La Luz y de Las Palmas.

El gobierno de la isla de Gran Canaria quiere asentarse en la modernidad, valorando la herencia que tenemos el orgullo y el deber de reconocer, de conservar, de difundir y de proteger. Con esta afirmación no caigo en ninguna contradicción. Soy consciente del enorme poder social que supone tener un proyecto realista de transformación, sustentado en un legado riquísimo que explica en parte quiénes somos, cómo nos hemos humanizado, qué rasgos culturales aportamos al mundo.

Los grancanarios sabemos que tenemos una gran responsabilidad por la enorme riqueza patrimonial que hemos heredado. La isla, por sus condiciones orográficas, históricas y sociales, albergó las manifestaciones culturales más avanzadas de la época preeuropea. Pero su desarrollo histórico y económico permitió, además, ensayar y configurar expresiones culturales a partir del siglo XVI que adelantan las creaciones coloniales surgidas a partir de la conquista de América e incorpora manifestaciones europeas avanzadas como el racionalismo o el modernismo. Esta diversidad es la que queremos ofrecer y asegurar porque son fundamentales para tener una visión rigurosa y plural de los procesos culturales que han tenido lugar en el atlántico medio.

El periodo democrático ha sido fértil para la recuperación de cientos de manifestaciones, bienes y monumentos arqueológicos y etnográficos de enorme valor. Pero somos conscientes de que la tarea no está concluida. Se ha hecho mucho, pero nos queda mucho por hacer con un catálogo significativo que se concreta en cuevas rupestres pintadas, en grabados prehistóricos, en almogarenes, en enterramientos muy bien conservados… Hago míos  los versos de la gran poeta norteamericana Maya Angelou que hablan  de que la historia nos permite concebir sueños.

El Cabildo de Gran Canaria como gobierno de la isla (trabajando conjuntamente con el Gobierno de Canarias y los municipios) cuenta con equipos profesionales que aportan rigor, competencia y vocación para la consolidación de esta riqueza inconmensurable. Los trabajos realizados por estos expertos han sido decisivos para la elaboración del expediente de Risco Caído y los espacios sagrados de montaña de Gran Canaria,  que con tanta ilusión se ha elaborado para hacer posible su candidatura.

Esta propuesta alberga un conjunto excepcional de sitios arqueológicos y paisajes culturales bien conservados pertenecientes a una cultura insular que evolucionó de forma aislada tras la llegada de los primeros amazighs del norte de África a principios del siglo I d.C. hasta los siglos XIII y XIV, cuando los marineros del sur de Europa llegaron a las islas en busca de nuevas rutas de especias y para la trata de esclavos. Se trata, pues, de un legado admirable que expresa un proceso cultural único e irrepetible.

El sitio está concebido y solo puede entenderse en términos de su visión cosmológica. Este carácter singular determina la configuración de un hábitat troglodita único y de sitios ceremoniales presididos por impresionantes sucesos geológicos naturales, cuyos elementos más básicos se han conservado intactos hasta nuestros días. El carácter complejo de los marcadores astronómicos, en particular Risco Caído y Roque Bentayga, constituyen un hito sin precedentes en las antiguas culturas insulares. Su excepcional valor radica en cómo una sociedad proto-estatal, aislada y con tecnología muy limitada, pudo alcanzar un conocimiento tan avanzado de la astronomía como el expresado en su calendario y en cómo trataba con conceptos astronómicos abstractos como los equinoccios. El santuario y marcador astronómico de Risco Caído representa una obra maestra arquitectónica. Única, tanto por su diseño como por su operatividad. Los elementos  estructurales y simbólicos que  contiene son originales. Este sitio puede y debe ser visto como un fenómeno único y extraordinario en la evolución de la arquitectura de roca de los primeros habitantes de la isla y como un innovador marcador que encarna la cosmología antigua y el simbolismo sagrado en el contexto de las antiguas culturas insulares de nuestro planeta.

Ya hablaba de ello en 1590 Leonardo Torriani en su descripción del reino de Canaria y de las Afortunadas: “En el interior de la tierra hay muchos pueblos, aunque pequeños y poblados por pocas gentes. La fertilidad de la isla es grande, de modo que, sin mucho labrar y cultivar, como más adelante se dirá, produce trigo, cebada, vino, azúcar y cualquier otra clase de fruta, y carne en abundancia. Se hallan en ella restos de edificios antiguos, tan bien labrados y conservados, que provocan a suma maravilla a quien los ve; quizá sean los restos de los mismos edificios de que hace mención Plinio”.

Con esta riqueza en nuestro territorio, el Cabildo de Gran Canaria acordó por unanimidad de todas las fuerzas políticas presentes en la Corporación, la elaboración de un Plan Integral de actuaciones que encargó a su Consejería de Cultura. Y se actuó diligentemente. Desde el momento en que Risco Caído y los espacios sagrados de montaña de Gran Canaria se incluyen en la Lista Indicativa del Estado Español para su futura declaración como Patrimonio Mundial, se estableció un intenso programa de protección, conservación, investigación, difusión, proyección e implicación social e institucional y de gestión integral con la idea de generar un nuevo recurso estratégico para la isla de Gran Canaria. Este Plan ya ha culminado. Durante los próximos cuatro años se desarrollará la segunda fase de consolidación y proyección del Monumento.

La propuesta que esta semana ha evaluado el Consejo Nacional  reunía todas las garantías técnicas por los trabajos previos de exploración y de investigación en todos y cada uno de los complejos arqueológicos afectados, a saber: Risco Caído. Risco Chapín, Mesa de Acusa y Sierra del Bentayga. Quiero compartir con ustedes también la satisfacción que me produce como presidente del Cabildo de Gran Canaria, el que este proyecto se haya desarrollado de una manera transversal e integrado por todas las consejerías del gobierno insular, por los municipios afectados, Artenara, Tejeda, Gáldar y Agaete y en perfecta coordinación con la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno Canario. Así se garantizó siempre la incorporación de las perspectivas jurídica, territorial, arquitectónica, cultural, económica y social en las actuaciones realizadas.

Pero probablemente lo que más satisface al presentar esta solicitud de inclusión en la lista indicativa de estos espacios sagrados de montaña, es que se trata no solo de una solicitud avalada por dos instituciones representativas, como son el Gobierno Canario o el Cabildo de Gran Canaria, sino que es una solicitud de la sociedad grancanaria y canaria en general, expresada en los medios de comunicación, en las redes sociales, en los apoyos de la sociedad civil organizada, en los acuerdos de las dos universidades canarias y de todos los ayuntamientos de la isla. Afortunadamente la sociedad ha comprendido la enorme trascendencia de lo que hoy debatimos aquí y se siente implicada.

La revalorización social de nuestro patrimonio histórico y su proyección internacional es coherente con el modelo de isla que deseamos transformar. Estamos comprometidos con un modelo de ecoisla que haga de la sostenibilidad su seña característica. La recuperación del sector primario, el cambio energético, la diversificación económica, la innovación tecnológica, un nuevo modelo turístico que valore el conjunto de nuestro territorio, la participación ciudadana, son los vectores de progreso por los que trabajamos.

Estoy seguro que entienden ahora mejor la importancia del papel que juega nuestro bagaje cultural en la consideración y la autoestima de un pueblo atlántico y tricontinental como el nuestro, que quiere ganar el siglo XXI. Vivimos Risco Caído y los espacios sagrados de montaña como una joya que tenemos la obligación de preservar y ofrecer a la Humanidad para que investigue, conozca y disfrute con estas señas únicas de la evolución de esta misma Humanidad. Gran Canaria abierta y solidaria con la historia de la civilización.

Estas maravillas no son una mercancía. Son rastros de nuestro ADN que el esfuerzo de algunos investigadores, el respeto de sus vecinos y la confluencia de los astros nos han permitido rescatar y llegar a tiempo de sellar el compromiso de que lo valore y proteja la humanidad . Deseamos contribuir humilde, pero firmemente, a que la cultura de los antiguos canarios de Gran Canaria y, por extensión, de Canarias se afiance como nuevo paradigma mundial de las culturas del pasado en el planeta. Por su excepcionalidad y por el papel que tuvo en alguno de los grandes contextos de la historia mundial como en la expansión de las grandes civilizaciones mediterráneas y en la expansión europea con la conquista de las islas.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Copyright © 2013. Todos los derechos reservados.
 RSS