SOBRE EL AUTOR:
 
Antonio Morales Méndez nació en Agüimes en 1956. Terminados sus estudios de bachillerato en su Villa natal (primero con los Hnos. de La Salle y posteriormente en el IES “Joaquín Artiles”), se licenció en Geografía e Historia y se especializó en Historia del Arte en la Universidad de la Laguna.

Presidente del Cabildo de Gran Canaria en la actualidad, entre 1987 y 2015 fue alcalde de Agüimes por la independiente Agrupación de Electores Roque Aguayro. Fue presidente fundador de la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria. Durante su trayectoria política y de representación institucional, tanto en el ámbito local como en el de la Mancomunidad de municipios a la que pertenece desde 1990, su labor y la de su equipo se han visto reconocidas con diversos premios y distinciones por parte de organismos nacionales e internacionales (FEMP, ONU, Gobierno canario, etc). En los últimos años se ha significado especialmente en la defensa de la implantación de las renovables en Canarias y forma parte de la Plataforma Por Un Nuevo Modelo Energético de Gran Canaria.

También es patrono de la Fundación Renovables, conformada por personas de distintos ámbitos, desde empresas, asociaciones, sindicatos a centros de investigación, organizaciones ecologistas, formaciones políticas, etc., del conjunto del Estado, con un objetivo común: la defensa de un modelo energético basado en fuentes limpias, autóctonas, inagotables y disponibles a coste cero, que ofrece la naturaleza.

Ha publicado cuatro libros (“Reflexiones Compartidas”, “Nos Faltan Luces. Reflexiones sobre un nuevo modelo energético”, “Tiempos difíciles. Apuntes para repensar la democracia” y “Energía, Poder y Clima") y numerosos artículos en distintos medios de comunicación y revistas especializadas.

 

      

GRAN CANARIA SE MUEVE
Escrito por Antonio Morales Méndez   
Lunes, 28 de Marzo de 2016

El pasado 18 de marzo celebramos  el acto de entrega de honores y distinciones del Cabildo de Gran Canaria. Una semana antes se habían agotado las invitaciones. El Auditorio Alfredo Kraus se llenó. Son muchos los seguidores y compañeros que tienen los homenajeados, esas  personas y entidades que, como dijimos esa noche,  asumieron la tarea de ser faros, de iluminarnos con su esfuerzo el mejor camino a seguir para lograr una Gran Canaria floreciente, una Canarias más próspera y un mundo mejor. Hubo gente que no pudo ir, pero fueron tantos los que quisieron estar que las ausencias que resaltaron algunas crónicas periodísticas no dejaron ningún vacío en el patio de butacas.

El discurso de Antonio González Viéitez en nombre de los premiados  fue una nueva lección de este brillante profesor que nos habló de las necesarias arremetidas democráticas que jalonaron la historia y que hicieron posible las conquistas de derechos que en los últimos años nos han ido arrebatando. Las palabras del merecido Hijo Predilecto de Gran Canaria y el calor de la gente que acudió al acto, fueron una recarga de energía para la ciudadanía que quiere cambiar esta Isla, que cree que es posible otro modelo económico, otra forma de entender las relaciones laborales, las relaciones con nuestro paisaje, la visión de la economía, la defensa de lo público.

Nuestra propuesta ecosocial que quiere situar a Gran Canaria a la vanguardia de un desarrollo sostenible e integrador en lo social y lo económico es un compromiso de tres fuerzas políticas que en mayo de 2015 fueron respaldadas por 212.259 ciudadanos y ciudadanas de Gran Canaria, el 55% de las personas que fueron a votar. Tenemos la suerte de ser el gobierno insular de mayor respaldo electoral de los últimos tres lustros. A ellos y a ellas nos debemos; son quienes nos marcan el camino a seguir, ante quienes debemos responder. Por primera vez en el organigrama de un gobierno insular se incluyen la Participación Ciudadana, la Igualdad y la Transparencia. No son meros enunciados. Son compromisos políticos cuyo significado es antagónico con intereses de particulares o poderes económicos que puedan estar tentados condicionar las políticas públicas.

Y no nos hemos bajado de ese compromiso. Y hemos trabajado intensamente en estos nueves meses en poner en marcha un Plan de emergencia contra la pobreza, un Plan de Empleo especifico para las familias sin recursos, en crear el Consejo Insular de la Energía, en prefinanciar una parte de la carretera de La Aldea, en impulsar la circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria, en crear espacios de trabajo compartido con la Universidad y el ITC, en implantar un marco para la producción audiovisual en la Isla, en elaborar un plan de inversiones de 72 millones de euros para los municipios y mancomunidades, en impulsar la Central Hidroeólica de Chira-Soria y en plantear dos nuevas propuestas similares en el interior de Gran Canaria, en poner en marcha los planes hidrológicos que necesitábamos, en recuperar los convenios de Costas, en hacer posible la regeneración urbana de Jinámar, en poner en marcha los planes estratégicos de los parques empresariales y los polígonos industriales de la isla, en impulsar la innovación turística y la fibra óptica, en rescatar y potenciar  Infecar, …Y hemos creado, con el ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, la Autoridad Portuaria y Casa África, Pro Gran Canaria, un instrumento para la internacionalización de nuestra isla con la participación de instituciones públicas (Delegación del Gobierno, Gobierno canario, ZEC, Zona Franca..) y la sociedad civil (Cámara de Comercio, Confederación de Empresarios, Universidad…); me he reunido con más de una decena de embajadores para atraer inversores, hemos conectado con organismos internacionales para fomentar la inversión y los atractivos de Gran Canaria…

Gran Canaria se mueve. Y lo hacemos trabajando mano a mano con cientos de empresarios y trabajadores, con representantes de diferentes instituciones y de organizaciones no gubernamentales.  El presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo, dedicó buena parte de la campaña de las elecciones generales de diciembre pasado a recibir a ministros que eran candidatos del Partido Popular para hablar del REF, del ITE, de las buenas relaciones con aquel gobierno que tanto maltrató a Canarias. Aquellos encuentros se ganaron las portadas de algunos medios con titulares que homenajeaban a Rajoy y a sus ministros. Tres meses después tenemos un Gobierno en funciones que nada puede hacer por el REF ni por el ITE. Pero si pudiera hacer, estamos preparados. Después de reunirnos con los 21 ayuntamientos de la isla tenemos proyectos para Gran Canaria por valor de 600 millones de euros.  Proyectos estratégicos que defenderemos con uñas y dientes frente a intentos de distribuir los recursos arbitraria y desequilibradamente.

Y mientras se produce esa espera algunos se dedican en esta isla a realizar una caricatura del gobierno de Gran Canaria que no se corresponde con la realidad ni con los hechos que les acabo de contar. He tenido que recordar que el reparto de los fondos del ITE ha provocado una división porque el planteamiento inicial de la triple paridad era dañino para la isla de Gran Canaria (y también para la de Tenerife; un concejal de Santa Cruz de Tenerife y algunos periodistas de esa isla escribieron varios artículos en los que decían que el presidente del Cabildo grancanario defendía más a Tenerife en el reparto del ITE que Carlos Alonso). Cuando el presidente de la corporación tinerfeña o el alcalde de su capital critican al Gobierno canario y defienden las inversiones para su isla no son acusados por la prensa tinerfeña ni por la patronal de fomentar el pleito insular o de arriesgar las inversiones para esa isla. No entiendo que en esta Isla no todo el mundo se comporte de la misma manera. Y que algunos prefieran cuestionar a los que defienden a esta Isla antes que a los que la agreden.

A veces existen diferencias entre la opinión pública y la opinión publicada. Entre la realidad que ocurre y la realidad que cuentan los medios. Pero no es nuevo. Cuenta en sus memorias Fernando León y Castillo  (en el libro “Mis tiempos”, editado por el Cabildo grancanario en 2006), una anécdota del escritor y periodista Ramón Rodríguez Correa, que también fue subsecretario de Estado, precisamente cuando el político grancanario ejerció de Ministro de Ultramar. “Durante algún tiempo Correa hizo blanco de sus agudezas al ministro Negrete, a quien se empeñó en presentar como excesivamente aficionado a la bebida, siendo el caso que no bebía más que agua. En un suelto de El Contemporáneo anunciando la llegada a Madrid, procedente de Barcelona, del general Dulce, dijo: “Vino Dulce. Contento estará Negrete”. Era a la sazón ministro de Hacienda Salaverría, que mantenía íntima amistad con Correa. Un día, ante esa insistente e injusta campaña contra su compañero de Gabinete hubo de hablar con Correa de ello, haciéndole ver que Negrete no bebía  y pidiéndole que rectificara sus acusaciones, a lo que contestó Correa: ¡que rectifique él y beba!”.

Pues en los últimos tiempos he tenido que repetir decenas de veces ante los periodistas que el gobierno del Cabildo de Gran Canaria es partidario del diálogo con las instituciones y las organizaciones sociales. Un diálogo cara a cara, sin mensajes a través de portadas de la prensa. Y cuando respondo a esos mensajes alarmistas con argumentos que demuestran que estamos promoviendo inversiones en la isla, algunos vuelven a insistir en la misma cantinela, se comportan como el periodista Rodríguez Correa en la época de León y Castillo  que si le explicas que es falso que desde el Cabildo grancanario estemos en peleas estériles y frenando inversiones, volvería a responder: “pues que Morales rectifique y se pelee, y frene las inversiones”.

Gran Canaria se mueve y en eso no hay nada que rectificar. Jamás nos ha temblado el pulso para liderar el impulso económico de Gran Canaria. El mensaje de la ciudadanía fue que la rectificación deben hacerla quienes apostaron por el modelo económico de la precariedad laboral, de los recortes sociales, el modelo que nos ha convertido en campeones de la desigualdad y nos ha situado en una de las comunidades con los salarios más bajos y con mayor desempleo en los mismos años en los que se ha batido records de llegada de turistas. Y todo eso ha pasado mientras el Gobierno del Partido Popular  suprimía  el Plan Integral de Empleo de Canarias, y recortaba las ayudas al agua desalada, las primas a las renovables, las inversiones en carreteras y otras inversiones millonarias que estaban recogidas en convenios que incumplieron. Mientras se mantiene el ninguneo a Canarias y los desequilibrios en la financiación y en las inversiones. Todo eso lo hacían no solo con el silencio de algún portavoz patronal que ahora está preocupado por las inversiones en Gran Canaria, sino incluso con su aplauso durante los mítines del PP. No esperen que ese portavoz rectifique mientras tenga un Rodríguez Correa que le escriba. Pero la ciudadanía puede estar tranquila, Gran Canaria se mueve y progresa. Y afirmo que siempre, siempre, aceptaré las críticas y debatiré democráticamente sobre ellas, pero también denunciaré en todo momento cualquier campaña mediática o cualquier presión que se realice para condicionar torticeramente nuestro compromiso con el conjunto de la sociedad grancanaria.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Copyright © 2013. Todos los derechos reservados.
 RSS